Main menu:

Ver semana











Origen de las Fallas de Valencia

Origen de las Fallas de Valencia

 

Parot Origen de las Fallas de Valencia

Según la versión mas extendida sobre el origen de las Fallas de Valencia se iniciaron en Valencia por el gremio de Carpinteros que, la víspera del día de San José, hacían limpieza del taller, quemando en una hoguera las virutas y trastos viejos que tuvieran para tirar, antes de comenzar la nueva temporada de trabajo en primavera. Quemaban también los parots, de los que habían estado colgando los candiles durante el invierno, que al acercarse la primavera e ir alargándose los días, ya no eran necesarios, se entiende que eran una estructura de madera con un par de tachas o unida con cordel, nada elaborado o duradero, lo justo para que aguante un invierno. Con el tiempo, a los parots se acabó dando forma mas o menos humana, al estilo de un espantapájaros, dando así origen a los ninots.

De todas formas, esta teoría choca con la documentación que conserva el gremio de carpinteros, que cita la festividad religiosa del dia 19 y no de su víspera.

Existen otras versiones que atestiguan que es una fiesta mucho mas antigua, basándose en la mayor antigüedad del culto al fuego en el compendio ritual de la tradición pagana, como ocurre con las fiestass de San Antón, San Miguel o San Juan, en cuyas vísperas también se queman hogueras. Segun esta versión las fallas tienen su origen en el ritual que anuncia la llegada de la primavera.

La primera mención de las Fallas propiamente dichas, está fechada en el siglo XVIII, concretamente 1740. Se habla de algunaas de las hogueras de entre las miles que se encendian en las calles de Valencia se llamaron fallas (de antorcha). Eran figuras satíricas que se exponían en las calles de Valencia para vergüenza pública de personalidades o de situaciones del barrio Valenciano dende estuviera la falla. En su construcción participaban los vecinos de cada calle e iban incorporando carteles en los que se hacía alusión a personajes notorios de Valencia. Los niños pedían por las puertas “una estoreta velleta per a la falla” (alfombra vieja para la falla), dando así con un canto popular para pedir trastos para la falla, que por aquel entoncs era poco mas que un cajón con tres o cuatro espantapájaros con careta.

Allá por 1895 Lo Rat Penat creó los premios a las fallas mas artísticas, y para 1901 ya lo hacía el ayuntamiento, comenzando a tornar las fallas de Valencia en algo mas artístico, sin dejar la sátira, que aún perdura en nuestros días, por lo que las comisiones falleras comenzaron a contratar artistas que mas tarde comenzarían la especialización de artista fallero.

Mas adelante se incorporaron llos moldes de cartón piedra, con lo que las Fallas de Valencia han ido ganando en explendor hasta convertirse en lo que son ahora.

Hoy por hoy, Las Fallas de Valencia traen alrededor de un millón de turistas anuales con casi 400 fallas en Valencia y un par de cientos de fallas en el resto de comunidades.